La fotografía de teatro, fue el estilo de fotografía por el cual comencé a trabajar profesionalmente y el cual me permitió entrar en contacto con artistas increíbles de la escena santafesina.

Tengo múltiples experiencias junto a personas sumamente creativas, documentando y siguiendo sus procesos hasta llegar al estreno, y poder en esa nueva instancia, capturar más íntimamente la esencia de la obra.

Nenúfares, un espectáculo puto

«Nenúfares, un espectáculo puto» es una obra que he vivido de manera muy especial, ya que no solamente he tenido la oportunidad de fotografiar el espectáculo, sino también la oportunidad de formar parte de la «familia» de los actores que en ella «jugaban», he vivido cada instancia como una experiencia de unión y de interpretación de esta genial y disparatada obra, compartiendo ensayos, mates, pasadas, charlas, amistad, viajes, premios y ese inmenso y creativo mundo del teatro en todas sus expresiones.

Nenúfares en la superficie parece ser una obra muy alocada y divertida, de hecho lo es, pero Nenúfares es mucho más que eso, como los nenúfares reales, su esencia está en el fondo, debajo del agua. Un fondo que se las trae con todo, que interpela la esencia de quienes somos, más allá de lo que mostramos.

Nenúrares, nos muestra lo que ya sabemos muchos por experiencia, que la vida familiar y los vínculos de sangre o no, que nos unen con nuestros seres queridos, son vinculos tan fuertes y a la vez tan inexplicables, y que perduran a lo largo de toda nuestra historia, nuestro pasado, nuestro futuro y sobre todo en nuestro ahora, y que muchas veces nos mueven a sacrificios, búsquedas, abismos y un sinfín de sentimientos.

Les comparto ahora algunas capturas de esta obra tan gigante.

8 comentarios de “Fotografía de Teatro”

  1. Leo, adoré todos tus trabajos, cada uno con sus particularidades vista desde el ojo de un artista. Que alegría verte haciendo lo que te gusta, la liberta del arte es su mejor expresión! FELICITACIONES!!!!!!!

  2. Hermoso como captas la esencia de las obras de teatro, según su poética.
    Tuve la posibilidad de ver como espectadora la mayoría de las obras aquí retratadas y le haces un pequeño homenaje con estos registros de las escenas.
    Gracias por tu ojo detrás de la cámara. Y a seguir compartiendo tu arte.

    1. Que bueno que te gusten Lucía! El teatro en sí mismo tiene ese poder de transmitir poesía y sentimientos. Y el lugar de la fotografía ahí, es intentar plasmar algo de todo lo que sucede ahí dentro, donde se está dando la poesía.
      Un beso

Deja un comentario